jueves, 2 de enero de 2014


VINOS CENA NOCHEVIEJA


Os dejo tres referencias de tres grandes vinos que tomamos en la última cena del año. 


En primer lugar un MARQUES DE CÁCERES GRAN RESERVA 2001.  

Nota de cata: Vino de color cereza oscuro intenso. Aroma complejo con gran equilibrio entre fruta madura y delicdaos toques especiados - vainilla y cuero muy fino- del roble francés.En Boca es muy potente con frutas carnosas y confitadas que realzan el volumen  donde se integran las ligeras notas tostadas de la madera. 


Maridaje: Acompaña solomillos con foie, carnes de caza, carnes en salsa o en ragú, cordero a la parrilla o guisado, quesos curados, fermentados o azules.

Muy buena relación calidad - precio. Recomendable cuando queramos un vino que se salga un poco de lo convencional sin subir demasiado de precio.

Precio entre 22 a 25 euros.





A continuación un PROTOS SERIE PRIVADA DE 2009. 


Nota de cata:   A la vista: Picota profundo con ribete granate.En nariz: Intensa y compleja vía nasal donde aparecen aromas de fruta negra y roja, tostados, regaliz, romero, chocolate, curry, vainilla), grano de café, hoja de tabaco y finos cueros.Y en boca: Potente, amplio y dotado de notable estructura, en la vía gustativa se perciben sensaciones de cassis, arándanos, hojarasca, especiados, notas de repostería, canela y un largo etcétera. Persistente y largo final con una aromática vía retronasal.
 Vino elegante, complejo y sugerente, proveniente de una partida exclusiva, de sólo 18.000 botellas. Un tinto atípico de esta tradicional bodega de la Ribera, en el que destacan su equilibrio y potencia. Podrá consumirlo, conservado en óptimas condiciones hasta, por lo menos, 2020.

Precio aproximado 90 a 100 euros.






Por último, un VEGA SICILIA, COSECHA 2002, ÚNICO.



Nota de Cata:  En nariz: Cereza con ribetes rubí.
Si  algo identifica la añada 2002 es su delicadeza.  En nariz discreto donde se entremezclan aromas a ebanistería, fruta salvaje del tipo arándanos o grosellas y notas mentoladas de tabaco ingles. En boca: Ataque pleno, paso de boca fino y elegante con un fin de boca persistente a nivel aromático. Estilo único en toda su expresión y aspecto en cuanto a discrección, elegancia y complejidad.


Producción: 42.900 botellas bordelesas, 2.541 Magnum, 155 doble Magnum y 4 imperiales.



Acabado el proceso de fermentación, permaneció 17 meses en tino de madera, 23 meses en barrica nueva, 10 meses en barrica  y 20 meses en tino de madera de gran capacidad. Resto botella hasta su comercialización en 2012.

Simplemente espectacular, lo más caracterísitico su delizadeza en boca y su persistencia final. La gran pregunta de un consumidor medio es si merece la pena gastar el dinero que vale este vino. Sólo tiene una respuesta: pruébelo. 

Precio: 190 a 240 euros.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada